Reflexiones sobre la crítica de arte

Pregúntale a un crítico de arte...

Debemos comenzar desde el principio: la crítica de arte es una práctica en la cual existe la construcción de un argumento que analiza desde todos los ángulos posibles una obra, una exposición o el cuerpo de obra de un artista. Se trata de hablar del trabajo de un artista y sus alcances. Dentro de sus tareas también está cuestionar al sistema de artes tanto privado como público y sus interrelaciones, sus implicaciones políticas y el momento coyuntural según el contexto del que se trate.

La persona que ejerce la crítica ama el arte; es por ello que es alguien que ha estudiado el área, que constantemente se está informando y educando al respecto, conoce de su escena local, sabe quiénes son los artistas, grupos, colectivos, asociaciones civiles, espacios y eventos, pero también se entera de lo que se hace a nivel nacional e internacional.

iberens001p1
Un crítico de arte no sólo ve, examina la obra

Al elegir la temática de lo que se va a criticar, también entra el factor de lo irrazonable, tiene que ser algo que mueva al que esgrime la crítica en algún sentido, que sea importante para el que escribe, ya que lo visibiliza, lo registra para ser consultado después. Y al mismo tiempo debe ser objetiva en la medida de lo posible; es decir, tiene que nombrar las cualidades, las fallas y todos los tonos entre ambos, tratando de que sea por encima de los gustos personales.

Asimismo conlleva juicios de valor intrínsecos, ya que cualifica y califica. Pero es desde el conocimiento y la información que se realiza dicho juicio,  ya que hay diferentes métodos que se emplean para el análisis de obra, los cuales se ajustan a cada manifestación artística. Por ejemplo, no se critica una pintura como si fuese una escultura, ya que incluso dentro de la pintura hay géneros: no se critica de igual manera una pintura abstracta que una figurativa.

img_2043-620x350
El público debe asistir y formar su propia opinión

También en la crítica entran otros factores, como el dónde se exhibe, la curaduría, la trayectoria del curador, la museografía, la trayectoria del museógrafo, el momento político, el contexto económico, si es un artista que cuenta con trayectoria o si es emergente, etc. Es decir, se pueden tomar en cuenta uno, todos o relacionar algunos de los factores del contexto o solamente centrarse en la obra en sí misma.

Por último, si algo debe ser -y hacer- la crítica es una invitación a las personas que la leen para que salgan de sus casas y vayan a los lugares de exhibición, de tal manera que puedan formar y emitir su propio juicio. No es una obligación estar de acuerdo con la crítica especializada, simplemente es un punto de inicio. La crítica siempre debe ser honesta, y aunque se equivoque, debe ser un error honesto.

Más de Ramón González

Helymus: Exposición de juguetes personalizados

El viernes 21 se inauguró la exposición, aquí incluimos una fotogalería. Pueden...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *