Ensayos sobre arte contemporáneo: GoT

(O cómo salir y entrar de la post post modernidad)

Continuando mi recorrido por el mundo de lo que yo llamo “arte contemporáneo”, toca el turno a esta serie que tantos adeptos ha ganado, así como “The Walking Dead” (otra obra de arte). Me refiero a “Game of Thrones” , una pieza de arte moderno y un arma ideológica (eso la convierte en más arte aún). Una amiga a la que platicaba del tema me dijo: “no la has visto, ¿cómo vas a hablar de ella?” A lo que le respondí que no me involucraría con la serie sino con el fenómeno que creo representa; es decir, que me encargaría de reflexionar en torno a todo lo que rodea a la serie: memes, gifs, comentarios de personajes que ya quedan establecidos en el imaginario hayas visto o no la serie.

Además ¿cuánto pendejo no anda suelto por allí hablando del Quijote y ni lo ha leído? O como Enrique Peña Nieto, presumiendo que leyó La Biblia y seguro en su vida ha oído hablar del “Deuteronomio”, que es el libro que va después de “Números” (ya saben, cosas de la Biblia). Y ahí andan circulando memes y fantochadas hechas por gentes que seguro ni leyeron el mentado libro. Lo mismo sucede con “Game of Thrones”, por ahí andan circulando en Facebook las nalgas de Jon Snow: ¿Quién diablos es Jon Snow?

No importa, sus nalgas seguirán circulando. Que si “Winter is Coming” ¿Qué significa eso? No lo sé, la frase seguirá vigente. “To be or not to be” todos (y no todos) se saben la pinche frase de “Hamlet”, pero ¿quién leyó ese libro? Quién sabe, pero la frase sigue circulando, lo cual nos convierte paradójicamente en “Shakespearitos” dicharacheros, pero que acaso ignoramos lo que citamos como refranes del Chapulín Colorado.

Pero al mismo tiempo convierte a “Hamlet” en una obra de arte que trasciende todo, incluso la ignorancia de quien osa recitar sus más célebres frases. Así “Game of Thrones” se eleva a la categoría de obra de arte cada vez que alguien comparte las nalgas de Jon Snow, sin siquiera sospechar quién es este personaje. Otro elemento que convierte a esta exitosa serie en una obra de arte contemporáneo, es la sátira o la burla que se crea en torno a ella, así como se le han puesto bigotes a la Mona Lisa (vuelvo a Duchamp con sus “readymades”), “Juego de Tronos” (su nombre en castellano) ha sido objeto de sátiras brillantes como la de “Los Simpson” en su 29ª temporada, por parte de Matt Groening (otro genio del “readymade”).

En el primer capítulo de dicha temporada, Groening devela la colosal obra de “Game of Thrones” como una poderosa arma ideológica que va de acuerdo a la visión de quienes demuestran fervor y entusiasmo por la serie, precisamente personas que están a favor de un sistema feudal. Un sistema de clases marcado y legitimado por el sesgo de información u oscurantismo. O al menos eso nos quiere transmitir “Los Simpson” a través de la voz de Homero, quien siempre que Lisa señala que el sistema feudal es injusto, éste le dice que no es verdad, que gracias al feudalismo tienen un hogar y pertenecen a un reino, etc.

Además, Homero señala que las cosas están mejor cuando no hay que votar y todo queda en manos de una monarquía autoritaria. Igual en este capítulo anteponen la magia a la ciencia (ese es otro tema muy postmoderno). Ahora pensemos en la realidad que muchos seres humanos viven hoy en día, en el que, pese a que se les dice lo contrario, saben que su voto no sirve de mucho a la hora de “tomar el poder para generar cambios”. Eso sí, dan gracias a que tienen un hogar (sea como sea) y se entregan a jornadas laborables cuestionables por la humanidad y todo para poder pertenecer a un feudo.

Si pensamos en el arte a favor de la revolución soviética o mexicana, el arte del Reich o el arte sacro y todas aquellas piezas propagandísticas (que no por ello dejan de ser verdadero arte), entonces “Game Of Thrones” es una pieza de arte que cumple también con esa característica de ser propaganda de un sistema político y económico que presume estar en la cúspide de su hegemonía.

Más de Víctor Pavón León

Ensayos sobre arte contemporáneo: GoT

(O cómo salir y entrar de la post post modernidad) Continuando mi...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *