Efehumórides, por Covo

No soportando el dolor que le producía el cáncer, se suicidó en Mar del Plata, en 1938, internándose en el mar desde la playa “La Perla”. Cinco días antes de su muerte, Storni había enviado su último poema “Voy a dormir”, al periódico La Nación, un poema en forma de nota de suicidio:

Voy a dormir

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación; la que te guste;
todas son buenas; bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido…

Escrito por
Más de Redacción

Las tres Elenas: crónica en imágenes

Fotos: Rubén Romero El pasado 11 de septiembre se realizó la velada...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *