Efehumórides, por Covo

André Malraux nació un 3 de noviembre de 1901. Este hijo único marcado por la guerra fue autodidacta y es el prototipo del escritor comprometido. Malraux fue hombre de su tiempo; apasionado del arte formó parte del cubismo, el surrealismo y otros “ismos”. Viajó a la China y a la Cochinchina y con De Gaulle fue ministro de asuntos culturales después de la Segunda Guerra Mundial. Pero más que todo fue un extraordinario novelista -léase usted “La condición humana”- de diálogos rápidos, con personajes que libran batallas solitarias en un ambiente sensual donde flota el valor, el coraje y la muerte.

Para Malraux la nobleza del alma es lo único que otorga sentido al destino del hombre. ¡Te creemos André!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *