Mis discos favoritos del 2017 (Parte I)

Discos en inglés que quizá no escuchaste

Este ha sido un gran año para la música. Hubo grabaciones de mucha calidad, y tanto el rock como el pop se encuentran en un saludable estado. Este año presentaré mi lista anual con lo que me parece ha sido lo mejor de lo que me ha tocado escuchar. Hay tanta riqueza y tantas cosas lindas en la música del 2017 que dividiré el listado en dos categorías: lo mejor en inglés y lo mejor en español. Empecemos entonces con lo mejor de la música en el idioma de Shakespeare y McCartney. Mientras la lees, puedes escuchar algunas de las canciones destacadas en  la siguiente lista de Spotify, ¡dale click aquí!

 

Elbow – Little Fictions

El séptimo álbum de estudio de la banda británica es no solamente la confirmación del enorme talento desplegado en sus discos anteriores, sino también el hecho de que estamos ante una de las mejores agrupaciones de los últimos veinte años. Escrito casi en su mayoría por el cantante Guy Garvey y producido por el pianista de la banda Craig Potter, Little Fictions es un bello compilado de pequeñas y deliciosas historias cotidianas en las que el amor es el eje transversal de las mismas. Guy Carvey canta con singular melancolía y proyecta a la banda a un nuevo camino en el que la épica de sus producciones anteriores cede ante canciones quizá más sencillas pero no por ello menos emotivas.

Canciones Destacadas: Magnificent (She Says), Trust The Sun, Montparnasse, Little Fictions.

 

Rhiannon Giddens – Freedom Highway

El segundo álbum como solista de Rhiannon Giddens es una fantástica genialidad en el que la ex vocalista de los Carolina Chocolate Drops emerge como una auténtica perla vocal, quizá la mejor que existe ahora en la industria. Es un disco que habla de problemas sociales: violencia sexual, tiroteos en las calles, bombas en las iglesias, es decir del caos que aún existe entre y hacía muchas comunidades afroamericanas en los Estados Unidos. Pero en el medio de tanta incoherencia Giddens parece aferrarse a la tradición del folk norteamericano para brindar un dejo de poderosa esperanza. El disco es un viaje por la tradición y por la historia de la mujer negra y la lucha por el futuro de su descendencia y por sus propios derechos. Una de las más grandes joyas del año.

Canciones Destacadas: Julie, Birmingham Sunday, Following The North Star, Come Love Come.

 

The Waifs – Ironbark

Para conmemorar su aniversario número veinticinco The Waifs realizó un disco en el que es notoria la compenetración de sus integrantes y lo mucho que han disfrutado en la producción del trabajo. Ironbark es un disco doble en el que los australianos irradian y destilan un folk preciosista y sumamente trabajado. El disco está lleno de diversos momentos que van desde la soledad o la oscuridad hasta la luz que despide el más puro amor enmarcadas por el sonido más clásico de las guitarras acústicas.

Canciones Destacatadas: Higher Ground, Syria, Something’s Coming, Amazing Everything.

 

The Verve Pipe – Parachute

La banda originaria de Michigan editó este año un disco muy singular. Se trata de una compilado de diez canciones, ocho de ellas lanzadas previamente de manera digital como sencillos más dos temas completamente inéditos. El resultado es Parachutes, un álbum multicolor en el que están plasmadas las vivencias del grupo liderado por Brian Vander Ark en las giras, los conciertos, las presentaciones y por supuesto la vida personal. El disco presenta varias de las características que le han dado mucho éxito a The Verve Pipe: arreglos innovadores, letras cargadas de mucho corazón y un estupendo trabajo vocal. Incluye una enorme canción llamada Wallflower que quizá aterrice en la lista de las mejores de la década.

Canciones Destacadas: Wallflower, It’s The Little Things, The Favorite Son, Love Isn’t Love.

 

Mew – Visuals

Los daneses entregan con Visuals un trabajo redondo que no solamente los mantiene como una de las bandas más innovadoras del Dream Pop, sino que los catapulta a nuevas dimensiones. Existe una búsqueda musical muy marcada por el camino que marcan los sintetizadores, incluso hay algunas escaramuzas con el Rock Progresivo que demuestran la enorme versatilidad que Mew ha alcanzado. Esto es muy notorio en Carry Me To Safety que – como en el caso anterior – también puede ocupar un lugar entre las mejores canciones que se han producido en los últimos diez años. Visuals termina por ser una grabación luminosa llena de impecables destellos sonoros.

Canciones Destacadas: Carry Me To Safety, Heavenly Jewel Thief, Shoulders, Nothingness and No Regrets.

 

Ladies and Gentlemen: Barenaked Ladies & The Persuasions – Barenaked Ladies & The Persuasions

Uno de los mejores trabajos colaborativos del año es el que lograron la banda de rock canadiense Barenaked Ladies y el grupo vocal neoyorkino The Persuasions. Un disco grabado en tres días y que surge de una historia muy particular. El tecladista del grupo canadiense Kevin Hearn y el grupo neoyorkino se conocieron durante un tributo a Lou Reed realizado en 2013. Eso provocó que los canadienses invitaran a los neoyorkinos a acompañarlos en algunas de sus presentaciones en vivo realizadas durante el año 2016, lo que finalmente se tradujo en una serie de sesiones en estudio en el que temas del catálogo de The Barenaked Ladies son regrabados con el añadido de la textura vocal que le imprimen los integrantes de The Persuasions y limitando la instrumentación a guitarras, teclado y una poderosa base rítmica. El resultado es un delicioso disco en el que es notoria la gran química existente entre las dos agrupaciones y el enorme talento con el que sellan cada uno de los temas. Una gran joya.

Canciones Destacadas: Gonna Walk, Maybe Katie, I Can Sing, Good Times.

 

Fleet Foxes – Crack Up

Robin Pecknold alcanza con Crack Up un grado de complejidad como compositor sumamente interesante. Sus letras son completamente inmersivas mientras a su alrededor el folk salta a una dimensión que difícilmente ha alcanzado antes, con tintes de psicodelia, música de cámara y jazz. Fleet Foxes exuda madurez en cada uno de los tracks de un disco que quizá no esté dirigido a las grandes audiencias sino que parece tener la pretensión de llegar a las personas, a los individuos que decidan sumergirse en un trabajo sin concesiones cargado de muy cuidadas y estudiadas instrumentaciones que generan una atmósfera cargada de melancolía, de dolor y de un futuro denso incierto y que solamente genera ansiedad.

Canciones Destacadas: I Should See Memphis, Kept Woman, On Another Ocean (January/June), Crack Up.

 

The Accidentals – Odyssey

Todas las influencias musicales de The Accidentals están presentes en Odyssey. El escucha puede encontrarse referencias a la música clásica, al bluegrass, al jazz, al pop y el rock indie. Sav Buist y Katie Larson son dos de los talentos más grandes que existen actualmente en la industria. Un par de chicas multi instrumentalistas que tocan con maestría la guitarra, el piano, el violín, el bajo, el cello o la mandolina. A ellas se les añade el talentoso percusionista Michael Dause para completar un  trío que presenta uno de los debuts más interesante de todo el año. Odyssey es una grabación que no encaja en un género en particular sino que se convierte en un recorrido por un amplio pentagrama explotando al máximo los límites que éste puede ofrecer, es decir: una auténtica odisea musical.

Canciones Destacadas: Memorial Day, Nightlife, In The Morning, Arizona Stars.

 

American Opera – Small Victories

American Opera  es una banda que surge del talento del compositor y cantante John Bee. Bee compuso todo el disco mientras viajaba en una Van por la Unión Americana. El resultado es Small Victories, un trabajo en el que Bee explora una serie de emociones y experiencias mientras abarca temas que van desde el corazón roto, la esperanza, la pérdida, la religión y la salud mental. Un disco musicalmente amplio en el que de pronto aparece una festiva explosión de metales y en otro momento el escucha se encuentra caminando en un denso valle ambientado solamente por la densidad de una orquesta de cuerdas. Un álbum que va de la derrota al triunfo, del bien al mal y de la derrota a la victoria mientras Bee explota al máximo su amplio rango vocal.

Canciones Destacadas: Small Victories, Monsters Among Men, Sidewalks, Farewell.

 

Liam Gallagher – As You Were

¿Liam Gallagher?, sí aunque usted no lo crea Liam Gallagher ha hecho uno de los mejores discos del 2017. No sé si lo hizo a para demostrarse algo a si mismo o si lo hace con la intención de restregarle a su hermano que él también es capaz de producir un disco monumental en solitario, pero Liam hace que As You Were funcione como una disculpa por haberse comportado como un idiota durante tanto tiempo y por ello regala un disco muy roquero y perfectamente producido. Hay por supuesto reminiscencias a Oasis y a todas las influencias que los Gallagher tuvieron en su infancia y adolescencia (The Beatles, The Rolling Stones y casi toda la realeza musical británica), pero se trata de eso: influencias que le dan forma a un original y muy poderoso trabajo. Quizá en gran medida el éxito del disco se lo deba a dos experimentados productores Greg Kurstin y Dan Grech Marguerat quienes colaboran con el más pequeño de los Gallagher para hacer una obra monstruosa en la que el cantante demuestra que su peculiar forma de cantar goza de la mejor salud de toda su carrera. Una sorpresa.

Canciones Destacadas: Greedy Soul, Bold, Paper Crown, I’ve All I Need.

 

Lukas Nelson & Promise of The Real – Lukas Nelson & Promise of The Real

Uno de los discos más eclécticos del 2017. El vástago del legendario Willie Nelson ha logrado cimentar una carrera tratando de desprenderse de la siempre presente sombra de la leyenda paterna. Con su cuarto disco de estudio termina por lograrlo. Por supuesto que la influencia de la música del padre siempre estará presente en un disco de Lukas Nelson y su banda Promise of The Real, pero no se confundan: este no es un disco que suena a Texas. Es un álbum de rock y blues en el que Lukas hace gala gran talento al mezclar todas las ascendencias musicales que sobre él pesan para salir avante con un sonido propio, particular, único y, cuando uno se deja llevar por él, simplemente delicioso.

Canciones Destacadas: Forget About Georgia, Runnin Shine, Find Yourself, High Times.

 

Kid Rock – Sweet Southern Sugar

Kid Rock está enojado y a la vez nostálgico. Su onceavo disco de estudio Sweet Southern Sugar es una mordaz crítica a la cultura redneck, a los votantes de Trump, a los fanáticos religiosos y en general a la situación que se vive en Estados Unidos. Pero al mismo tiempo, no deja de sentir añoranza por el viejo sur de la Unión Americana. Tal vez sea un disco bipolar, pero lo cierto es que con el paso de los años Kid Rock se ha vuelto un artista más serio, más alejado a aquella estrella irreverente de las pantallas de MTV de los años noventa y mucho más enfocado a construir una carrera sustentada en sus propias raíces musicales. Quizá a muchos no les guste su estilo, pero nadie puede negar que Kid Rock es un tipo auténtico y honesto.

Canciones Destacadas: Tenesse Mountain Trip, Stand The Pain, Back To The Otherside, American Rock n’ Roll.

 

Father John Misty – Pure Comedy

Desde su salida de Fleet Foxes Josh Tillman se ha dedicado a hacer discos elegantes, introspectivos, enojados y curtidos por estupendos arreglos musicales. El hecho de usar el pseudónimo de Father John Misty tal vez le permita explayarse con más autenticidad sobre temas a los que busca profundizar en cada una de sus composiciones. El disco fue compuesto casi en su totalidad en el año 2015, pero el proceso creativo referente a la grabación y masterización del trabajo fue completado en este año. Se trata de un disco en el que Tillman aborda asuntos como la tecnología, el progreso, la política y la naturaleza humana. Parece tratar de reconciliar a todas las contradicciones del ser humano a través de una fuerte dosis de bizarra y alegre ironía, la cual envuelve en melodías largas, hipnóticas y cargadas de una dulce melancolía. El disco estuvo precedido por un ensayo enviado por correo a su club de fans, en el que Tillman discurre sobre los motivos que lo llevaron a escribir y grabar Pure Comedy, un ensayo acerca de los simbolismos que se encuentran en el trabajo y sobre el significado de cada uno de ellos. Es una obra maestra cargada de intelectualidad, gran imaginación y una fuerte dosis de emociones encontradas.

Canciones Destacadas: Ballad of The Dying Man, So I’m Growing Old on a Magic Mountain, Total Entertainment Forever.

 

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Who Built The Moon?

Una de las apuestas más arriesgadas del año. Aquí tienen a Noel Gallagher marcando distancia con todo lo que había hecho anteriormente. En Who Built The Moon? suena como un tipo que está gozando todo lo que hace, como si ya no tuviera nada que demostrarle a nadie y aún así logra demostrar que está en plena madurez haciendo realmente lo único que siempre pareció importarle aparte del fútbol: componer grandes canciones. Un disco en  el que uno se encuentra canciones de pop psicodélico, un rock sumamente pegajoso e incluso un raro acercamiento al rock progresivo. Existe un sentido de absurda urgencia que traspasa todo el trabajo, quizá la urgencia de un músico que se acerca al medio siglo de vida y que en el fondo sigue siendo el adolescente enojado de Manchester que entre insultar al mundo entero y estar orgulloso de su abundante cabellera, logra componer obras memorables y que serán escuchadas por mucho tiempo por varias generaciones.

Canciones Destacadas: It’s a Beutiful World, Black & White Sunshine, If Love Is The Law, God Help Us All.

 

Randy Newman – Dark Matter

Después de nueve años de no grabar un disco de canciones inéditas, el enorme compositor llamado Randy Newman está de regreso con Dark Matter. Un disco en el que demuestra que todas su capacidades como compositor están aún más desarrolladas y que la combinación de cinismo, ironía y sentimentalismo que lo han caracterizado a lo largo de su carrera siguen siendo la marca que le imprime un sello muy particular a cada de una de sus canciones. Pero ante todo Randy Newman siempre ha sido un triste narrador de historias, alguien que tiene la capacidad de musicalizar a lo cotidiano y hacer canciones que en realidad parecen fotografías de la vida diaria, siempre desde un punto de vista que raya en lo depresivo. Es un escritor que canta, que hace música y que a sus setenta años puede darse el lujo de hacer una canción que habla sobre el eterno debate entre ciencia y religión y convertirla en algo simplemente entrañable como lo es toda la obra de este auténtico genio.

Canciones Destacadas: The Great Debate, Brothers, Sonny Boy, She Chose Me.

Más de David Moreno

“Roadies”: cuando la música importa

  Creo que el público no tiene idea de lo que hacen...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *