Exponen “El paisaje vacío” en el Centro Cultural Regional del Sureste

Irvim Victoria inauguró sus obras en la galería del recinto 

Como parte de las actividades del Centro Cultural Regional del Sureste, se realizó la apertura de la exposición “El paisaje vacío” el día de ayer, jueves 9 de agosto a las 7PM, en la galería que forma parte del recinto, ubicado en el interior de la ex penitenciaría Juárez, en el Parque de la Paz frente al zoológico Centenario. La entrada fue libre y se contó con la presencia del artista y un brindis de honor para todos los asistentes. La muestra permanecerá abierta para todo el público durante un mes.

Irvim A. Victoria Echeverría es originario de Cancún, Quintana Roo, en donde desde una edad temprana se interesó por la pintura y las artes plásticas. En el 2015 obtuvo el título de Lic. en artes visuales por medio de la Escuela Superior de Artes de Yucatán. Como artista visual ha realizado cuatro exposiciones individuales, incluyendo una en el Museo Fernando García Ponce (2014). Colectivamente ha expuesto en el Museo de la Ciudad de Santiago de Querétaro (2016), en la VII Bienal de Artes Visuales de Yucatán (2015), en la Galería Principal de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. (México D.F. 2015), y en varias  sedes de la ciudad de Mérida.

En el 2015 recibió la beca del FONCA en la modalidad de jóvenes creadores. Su trabajo se ha centrado en la pintura de paisaje, buscando formular un dialogo entre el paisaje natural y los procesos interiores de la conciencia de quien lo observa, para reflexionar sobre la relación entre el individuo y su contexto. En la actualidad su obra busca el desplazamiento hacia formas más libres de abstracción, para reflexionar sobre una manera de entender el mundo sin subordinar la mirada a los conceptos por los cuales determinamos la realidad.

A continuación, te dejamos la hoja de sala que acompaña esta exposición.

 

El paisaje vacío
El paisaje como concepto está en la mirada que se dirige hacia las cosas, y no en las cosas en sí mismas. No es sólo un lugar físico, representa un conjunto de ideas y sentimientos que elaboramos a partir del lugar y los elementos que lo conforman. Para que un lugar en cuestión sea considerado como paisaje es necesario que exista un ojo que lo contemple y lo interprete emocionalmente.

El concepto de paisaje surgió como una manera de denominar un género pictórico, de donde se desplazó a constituir una manera de interpretar el mundo. Ayudo a desarrollar una cultura de la mirada para el entendimiento del entorno, y sirvió como un constructor cultural de aprendizaje visual para comprender el mundo como entidad del disfrute intelectual.

El desplazamiento de la pintura de paisaje hacia formas más libres de abstracción que aquí se plantea, busca formular un diálogo entre el paisaje natural y los procesos interiores de la conciencia de quien lo observa.

La pintura de paisaje se refiere directamente al mundo exterior , la pintura abstracta, por otro lado, alude a una imagen interna de la conciencia de quien la pinta. Establecer este diálogo entre ambas plantea reflexionar sobre la relación que existe entre el observador y su contexto, sin subordinar la mirada a los conceptos por los cuales determinamos el mundo.

Escrito por
Más de Redacción

Edith Piaf – Efehumórides, por Covo

Edith Giovanna Gassion nació en la calle un 19 de diciembre de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *