Blackstar: Nunca es tarde para mirar las estrellas…

Reseña de Blacsktar, el último disco de David Bowie -por un No fan de Bowie-.

Para ser sincero, me emocionó hacer esta reseña al disco de Bowie porque en realidad nunca he sido un gran fan de su música. No considero que sea mala, pero simplemente nunca me llamó la atención como artista ni como figura; por lo tanto, tomé esta oportunidad como una forma de conocerlo y a la vez juzgarlo por su música y no por su mítica imagen. Pero a la vez me pregunté ¿qué tal que mi crítica ocasiona que me odien todas las personas que idolatran a David Bowie? ¿qué tal que no me consideran digno de expresar mi opinión objetiva y crean que lo considero un artista sobrevalorado?

Traté de no pensar mucho en eso y me dediqué a escuchar el disco varias veces para generarme una opinión lo más objetiva posible; hice una primera sesión para escuchar el disco de principio a fin y tratar de analizar su instrumentación y sus melodías líricas e instrumentales; y luego escuché las canciones una por una poniendo atención a los más pequeños detalles y a las letras de cada track. De esa manera, mi plan fue separar mi juicio de dos formas: escuchar el disco desde un punto de vista sobrio y analítico de la música en sí misma, para después intentar sumergirme en el concepto de su obra y dejarme llevar por el imaginario del artista.

A la primera vuelta que le di al álbum me pareció interesante, pero un tanto tedioso de escuchar. El timbre de voz de Bowie me cansaba por momentos pero su música me mantenía enganchado. A raíz de eso, seguí adentrándome en Blackstar (RCA/Columbia, 2016) y me descubrí cada vez más clavado en sus melodías y líricas; al mismo tiempo, la voz de David Bowie se me hacía indispensable para llevarme a través de cada trance musical compuesto por el músico.

Blackstar de David Bowie es un gran disco desde el punto de vista musical sin fijarnos demasiado en el concepto. Cuenta con una variedad de ritmos y estilos que resultan exquisitos de escuchar; estamos hablando de un álbum con tintes de brit-pop, acid jazz, trip hop, psicodelia y en el track Sue (Or in a season of crime) podrías jurar que The Mars Volta es la backing band de Bowie, lo cual lo convierte en un disco extremadamente dinámico y divertido, con arreglos virtuosos de metales que evocan a la melancolía.

Desde el punto de vista conceptual, estamos ante una obra maestra de Bowie; un enorme aporte a la escena musical mundial y un legado íntimo de un artista que marcó épocas. Blackstar es un disco totalmente catártico, en el que mediante sus letras el músico se muestra vulnerable y melancólico; en el que el personaje que canta a través de él no es una creación de su gran imaginario, si no que es Bowie mismo quien se despide pareciendo saber que su fin estaba cerca, dejando un último mensaje para toda la gente que lo sigue.

En resumen, Blackstar de David Bowie es un gran disco, un disco que me ha generado esa curiosidad de escuchar más del artista, investigar sobre él, para ir descubriendo sus diferentes personajes y épocas , pero también me ha dado a entender el porqué tantas personas son fans de un hombre ¿o un extraterrestre?, que fue referente de innovación musical y conceptual y que, al mismo tiempo, ha servido de influencia para tantos creadores de distintas disciplinas del arte.

Escucha el álbum completo aquí:

Escrito por
Más de Gigio Ortiz

Blackstar: Nunca es tarde para mirar las estrellas…

Reseña de Blacsktar, el último disco de David Bowie -por un No...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *